En la primera parte de ¿El Musicar en el hospital? (haga click aquí) Noelia Mata Sanabria, estudiante de educación musical del Proyecto Musicar, narraba algunos de sus aprendizajes, fruto de su mediación musical durante unos meses, colaborando con el docente de música del CeAPH (Centro de Apoyo en Pedagogía Hospitalaria) del Hospital Nacional de Niños (HNN), en San José, Costa Rica.

En esta ocasión, Noelia nos cuenta su experiencia como mediadora musical con un niño de área de oncología:

Aunque su cáncer estaba en remisión, éste había dejado muchas secuelas. A pesar de su estado de salud, siempre se mostró abierto e interesado, y hasta aprendió a tocar varias canciones en la lira, y le ayudamos a que avanzara en sus tareas del centro educativo al que asistía. ¡El tiempo que compartimos con él fue tan enriquecedor y alentador!

Se había programado una cirugía de pronóstico reservado para este niño. Dos días antes de su operación su estado de ánimo no andaba bien: había tenido que participar de conversaciones difíciles, despedirse de familiares y prepararse para la operación. Cuando llegamos a trabajar con él, tuvimos que ser sensibles ante esa situación y pensar qué era lo mejor para él. Sin hacernos muchos líos le preguntamos qué quería hacer ese día y su respuesta fue: “Quiero jugar”. Guardamos las actividades planeadas, los instrumentos, las tareas de música que la escuela, y simplemente jugamos. ¡La música ese día fue tan libre y tan llena de sentimientos!: La usamos para solidarizarnos con ese niño y brindarle un momento de paz. Y eso también fue enseñanza y aprendizaje para mí.

Al final de su mediación en el HNN, Noelia constató que en cualquier contexto se puede aprender música, si sabemos adaptarnos a él y a las personas a nuestro cargo, más allá de lo que aprendemos en el contexto del conservatorio y la universidad, sobre lo que debe hacer la persona docente:

En el Hospital no habían pizarras, pupitres ni aulas de clase, teníamos que trabajar en las camas y los cubículos pequeños en los que se interna a los(as) pacientes. Puedo enseñar música y mediar musicalmente con un estudiante sin necesidad de usar abstracciones como: ritmo, melodía, blanca, negra, y silencio. Usamos palabras de la cotidianidad, dibujos, colores e instrumentos para interiorizar conceptos como “ritmo” y figuras musicales, sin tener siquiera que mencionar esos nombres o usar notación musical, o el pentagrama.

Proyecto Musicar agradece al CeAPH y al docente de música José Fabián Rodríguez por la alianza suscrita entre 2008 y 2016 para realizar nuestras mediaciones musicales en el HNN. 

 Nota: Por protección de los pacientes del HNN no incluimos fotografías de mediaciones musicales en esta publicación. Incluimos un selfie de Noelia.

Conozca los Principios del Musicar haciendo click aquí, y compártalos con estudiantes, colegas, amigos(as) y otro(as) musicantes.